El esclavo moderno

Yo, Claudia

Debemos trabajar a diario, no sólo para satisfacer nuestras necesidades básicas sino también para consumir, saldar nuestras deudas y seguir consumiendo.

Sin importar si te trata de un trabajo explotador, perjudicial, humillante, asqueroso, monotono, peligroso, estresante, repetitivo u obsoleto…

El esclavo moderno siempre estará agradecido de tener un trabajo dentro de una sociedad con escasas oportunidades laborales.

  Sólo la verdad es revolucionaria.

Cada parcela de este mundo es propiedad de un estado o de un particular. Este robo social que es la apropiación exclusiva de la tierra, se materializa en la omnipresencia de los muros, de las rejas, de las barreras y de las fronteras.
La unificación del espacio según la cultura mercantil es el gran objetivo de esta época. Todo obstáculo, natural o humano, debe ser destruido. El espacio donde el esclavo moderno habita, es decorado con las mercancías que según los mensajes publicitarios le traerán la felicidad…

Ver la entrada original 395 palabras más

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: